Whole Post

Home  |  Whole Post (Page 4)

Después de terminar la tercera edición del curso Hello!Blogging, de Hello Creatividad, fuimos muchas las que nos quedamos con ganas de más. Una vez que se cerró el classroll, seguimos teniendo contacto en el grupo de Facebook y a través de las redes sociales. Pero aún así, seguíamos queriendo más. Fue entonces cuando Beatriz, de Pepa y su maleta, decidió ponerse al frente y juntarnos a todas en The Synergies 2.0 Club. Por fin podríamos contarnos cara a cara todas nuestras inquietudes y conocernos más allá de nuestra foto de perfil.

 El sábado, a las 12:30, se daba el pistoletazo de salida en un más que precioso, Café Colón. Cuando entré ya estaban allí Beatriz, María Galou que nos había preparado a cada una un mesero para saber dónde sentarnos y Ana, de Refamilia y otros enredos. Ella era una de las ponentes y no hizo falta esperar mucho para darme cuenta de la dulzura que desprende.

Poco a poco fueron llegando las más de veinte compis que pudimos acudir al brunch, aunque sabemos que muchas os quedasteis con las ganas de acompañarnos. Sobretodo eché de menos a Eli de Semillas de Baobabs y a Vicky, que el azar hizo que nos conociéramos en un taller de estilo, sin saber que éramos compis de Hello!Blogging. Allá por Noviembre.

   Cuando ya estuvimos todas sentadas alrededor de aquella mesa, en la que no faltaba detalle, por cierto; empezamos una ronda de presentaciones. Un poquito de agua y un poquito de limonada. Carmen Quintano, de Bizcocho de Chocolate, nos arrolló con esa energía y desparpajo y hacía que te olvidaras del plato de jamón que tenías enfrente. Sólo querías oírla. Positividad en estado puro y un puñado de buenos consejos. Al fin y al cabo, nos llevan una ventaja aplastante en esto del blogging, y eso se nota. Ana y ella nos contaron cómo comenzaron con sus proyectos, cómo estos fueron cambiando con ellas y cómo los sacan adelante. Enriquecedor.

Entre risas y charloteo, la tarde llegó en un suspiro. Un brindis con sorbete de limón, como broche final a un brunch magnífico que alargamos hasta bien pasadas las seis y media de la tarde. Suelos de baldosa hidráulica hexagonal, sillas de cuero con tachuelas y tapizados a lo Frida Kalo, unidos en el Café Colón (C/Goya,2. Madrid) Sin lugar a dudas, un lugar donde sentirnos cómodas y superar por fin la barrera del 2.0

¿Cuándo hacemos la siguiente? Sincronizamos las agendas para el PuntoMOM? #youareyourblog                

reversowebPues que de repente llega el día que una tanto espera después de horas y horas de trabajo. Y ahora me planto frente el ordenador y resulta que no se qué escribir en mi primer post. ¿Qué le interesará a la gente leer hoy aquí? ¿Qué contaros?

Quizás os interese saber que tengo una lista de palabras que me gustan porque sí. Que durante un verano estuve trabajando en un almacén de gominolas. Que  allí aprendí que a los regalices había que llamarlos Torcidas rojas y que a los cartoncitos de los que cuelgan las bolsas de Lacasitos se los llama panoplias. Que yo todo el rato decía panopla y que de repente la metí en mi lista.

Junto a verbetena.

Cuando buscaba un nombre adecuado para este proyecto, repasé mentalmente y saltó Manopla. Recordé entonces unas manoplas de piel que tenía mi hermana y que usamos de pequeñas. Corrí a meter la mano en una de ellas. Aquello me trajo tantos buenos momentos que enseguida supe que ese era el nombre con el que me quería quedar. Manopla Studio.

En muy poco tiempo supe que esta aventura iba a ser maravillosa. No solo en lo profesional, si no tambien en lo personal. Gente estupenda que viene acompañada de proyectos nuevos que afrontar con ilusión. Y que pronto os podré enseñar por aquí! Stay tuned!

Post Tags:
error: Content is protected !!